Alternativas saludables al tabaco

dejar el tabaco

Dejar de fumar puede ser más fácil de lo que crees

Una vez sabidos los efectos tremendamente perjudiciales derivados del hábito de fumar y los beneficios de dejar de fumar en un intervalo temporal de 10 años, la pregunta que surge es, ¿Cómo puedo dejar de fumar definitivamente?, ¿Que métodos existen que me puedan ayudar dejar de fumar?.

Existen una gran diversidad de métodos para dejar de fumar, tales como: Hipnosis para dejar de fumar, Acupuntura, Homeopatía, Parches y chicles de nicotina, Técnicas Psicológicas, Fármacos, Libros, etc. En posteriores artículos iremos viendo algunos de ellos en detalle, aunque antes, es conveniente destacar diversos hábitos saludables para tu nueva vida sin tabaco. Tendrás que considerar seriamente incorporar algunos de estos hábitos a tu vida, ya que unidos al método que elijas para dejar de fumar, te conducirán al éxito en este gran reto para todo fumador: “Dejar de fumar definitivamente”.

Alternativas saludables al tabaco existen muchisimas, y aquí repasaremos algunas que te ayudarán Dejar de Fumar ir transformándote en una persona sana por dentro y por fuera:

Cuidar horario de descanso:

Para comenzar con el reto de adquirir una salud de hierro, es importantísimo respetar el horario de descanso. 7 u 8 horas de descanso como mínimo son fundamentales para aguantar el día a día sin caer en el agotamiento físico y mental. Y por otro lado, es aconsejable que ese horario sea siempre (+ o -) el mismo, por ejemplo, me acuesto por la noche alrrededor de las 11 y me levanto aproximadamente a las 7 de la mañana. Estar descansado/a y con energía te ayudará a dejar de fumar.

Prácticas de Meditación, Yoga, Taichi y Técnicas de relajación en general para dejar de fumar:

Una característica común entre la mayoría de los fumadores que quieren dejar de fumar es la dependencia del tabaco, es decir, la falta o ausencia de control sobre este elemento. Y por tanto, la ausencia de libertad en este sentido: “Esclavos del tabaco“. Existen una gran variedad de disciplinas encaminadas a la búsqueda de la quietud mental, entre ellas, la Meditación, el Yoga, el Taichi, etc, etc. Está demostrado científicamente que el entrenamiento continuado en este tipo de métodos mejora el nivel de autocontrol, autoconocimiento, la atención, el estado anímico y favorece el pensamiento positivo y por supuesto a dejar de fumar. Por ejemplo, 10 a 15 minutos de meditación al día pueden ser suficientes. Si duda, ganarás independencia y capacidad de elección respecto al tabaco en particular y al resto de aspectos de la vida en general. Y, en definitiva, serás más libre.

Alimentación Saludable:

Hay un dicho que afirma que: “Somos lo que comemos”. Uno de los problemas que se encuentran muchas personas en el proceso de dejar de fumar, es que cogen unos kilos de más. La ansiendad, el mono, lo dirigen a la comida. Creen erroneamente, que comiendo apagarán esa ansiedad. Algunas no para de picar todo el día.

Para evitar engordar, en recomendable tratar de comer racionalmente, evitando grasas, dulces e hidratos de carbono. Por ejemplo:

  • Si sientes la necesidad de tener algo en la boca, los caramelos o chicles sin azúcar son un buen recurso. Puedes utilizar también tentempiés bajos en calorías como: naranjas, fresones, manzanas, zanahorias…
  • Bebe agua en abundancia, te ayudará a sentir saciedad, además de contribuir a limpiar tu organismo de nicotina.
  • Intenta mantener una dieta saludable; la adopción de la dieta mediterránea, rica en frutas, verduras y pescado, contribuirá a ello.
  • Modera el consumo de alimentos de origen animal, sobre todo las carnes más grasas y los embutidos.

Práctica regular de ejercicio físico o deporte:

Si ya practicabas ejercicio o deporte, ehorabuena, porque llevas un camino recorrido a tu favor en tu objetivo de dejar de fumar. Sino es así, no te preocupes, pues siempre hay un principio para todo. El ejercicio físico y el tabaco son incompatibles, y el hecho de adoptar el hábito enormemente saludable de practicar ejercicio o deporte de forma regular, te ayudará a despreciar cada vez más la opción de fumar.

Si eres nuevo en esto, aquí tienes una serie de consejos para la práctica de ejercicio moderado:

  • La alternativa idonea de ejercicio moderado es caminar a buen paso, o simplemente pasear.
  • No es recomendable, al menos al principio, realizar ejercicios fuertes puesto que el sistema cardiovascular está deteriorado por el tabaco y hay que darle tiempo para que se recupere.
  • Es recomendable andar todos los días. Empezar por 10 minutos los primeros días e ir aumentando paulatinamente hasta llegar a media hora o una hora diaria.
  • El ritmo mantenido es más importante que la velocidad. No debes pararte, por ejemplo, a mirar escaparates. El ritmo del paso adoptado debe hacerte sentir que estás haciendo un ejercicio físico, pero éste no debe dificultar la respiración. Por ejemplo, si caminas en compañía, debes poder mantener la conversación.
  • Es recomendable fijar una hora en que todos los días saldrás a caminar, para incorporarlo como una pauta habitual. Si lo dejas para cuando tengas tiempo, nunca saldrás a caminar.
  • Este ejercicio físico, además de gastar calorías, sirve de distracción, calma la ansiedad y aumenta la liberación de opiáceos endógenos, con lo que se produce una sensación de bienestar y se alivian los posibles síntomas de depresión.

Una vez lleves un rodaje, el cuerpo te pedirá un poco más, y es ahí cuando podrás dar el paso a ejercicio más elevado, como: footing, ciclismo, natación, etc. Esta secuencia es recomendable a fumadores con bajo o nulo bagaje en el mundo del ejercicio físico y el deporte. La práctica de este hábito dependerá también de la edad, la genética, el peso, etc.

Existe muchos más habitos saludables que puedes adoptar a tu nueva vida y que te ayuden a dejar de fumar, aunque con estos que aquí se han mostrado, tendrás muchas posibilidades de volver a ser una persona sana.

Te recomiendo que consideres seriamente adquirir, al menos, algunos de estos hábitos a tu nueva vida como una persona saludablemente inteligente. Te aseguro que te ayudarán en tu propósito de dejar de fumar de por vida.

Aun así, el hecho de incorporar estos hábitos no suele ser en general suficiente para dejar el tabaco, por lo que necesitarás de algún método específico para dejar de fumar definitivamente. En próximos post veremos las peculiaridades de algunos de estos métodos.

Alternativas saludables al tabaco
2 (40%) 1 vote

Dejar un comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de