Dejar de pensar. Cómo dejar de pensar

Dejar de pensar
Dejar de pensar. Cómo dejar de pensar
3 (60%) 5 votes

Aprende a dejar de pensar en lo que te preocupa

Dejar de pensar es algo muy difícil para la mayoría de la gente. Parece ser que una vez alcanzada la madurez, pasados los 20 años, hemos enseñado a nuestro cerebro a pensar y no puede dejar de pensar y pensar en todo el día, tanto que muchas veces no conseguimos quitarnos los pensamientos de la cabeza.

Pensar constantemente es especialmente duro cuando queremos relajarnos, descansar o simplemente dormir. O muchas veces también cuando nos ha sucedido algo realmente horrible y esos pensamientos no nos dejan hacer nada mas, ni trabajar, ni estudiar ni a veces hasta hablar. Es como tener a alguien incordiando las 24 horas del día sin dejar de hablar, encerrada dentro de tu cabeza.

Te vamos a enseñar trucos para dejar de pensar, que funcionan en base a nuestra experiencia. Te van a permitir cuando desees, desconectar tu mente o como mínimo, pensar en otras cosas que te hagan sentir mejor.

Partimos de la premisa que las tácticas más fáciles como empezar a correr, escuchar música, ir a caminar para dejar de pensar o mirar la televisión no han funcionado, y por eso estás leyendo esto. No te preocupes, es posible mantener tus pensamientos quietos, si yo pude, tu también podrás 🙂

Métodos para dejar de pensar, cómo sentirse bien con uno mismo.

Hacer callar tu cerebro

Este método solo te funcionará si eres capaz de aceptar el concepto de que es más importante sentirse bien que tener la razón. Es difícil de entender y sobretodo de aceptar en un momento, pero solo tienes que pensar en ello. Juega con tu mente un rato sobre este concepto: ¿Cómo sería tu vida si te importase más sentirte bien tu mismo que intentar de tener siempre la razón, querer estar siempre en lo cierto, querer tener la ultima palabra en todo y ser visto de la manera que tu quieres?

Puede que sea complicado de explicar, pero el ser humano, y sobretodo aquel que se preocupa demasiado, está obsesionado en el deseo de querer tener la razón, y que lo que uno cree es lo que es justo y bueno, y lo que cree otro es malo. Esta necesidad está en el corazón del echo de sentirse mal y del pensamiento acelerado que tenemos en casi todas las situaciones.

“Prefiero sentirme bien que estar en lo cierto”

Repítete a ti mismo, como un mantra del budismo, “Quiero sentirme bien, quiero sentirme bien, quiero sentirme bien…” una y otra vez. Céntrate en el sentido de la palabra, elimina los otros ruidos externos y internos y la mente hará el resto.

Puedes probar de imaginar algún momento en el que te has sentido realmente bien mientras recitas la frase en tu mente. O puedes dejar todo lo demás y centrarte solo en las palabras.

Muchos de nosotros tenemos una mente muy rápida que nos permite recitar este mantra y tener diálogos con nosotros mismos y preparar la cena, conducir o mirar un programa de la tele al mismo tiempo. Yo se que puedo.

Aquí es donde entra en juego el enfoque, centrarse. Centrarse en sentirse bien. Centrarse en recitar esta frase y realmente querer y desear sentirse bien. Tu realmente quieres sentirte bien. Funciona para mi siempre, siempre que me concentro lo suficiente y siempre cuando realmente el deseo de sentirme bien es lo mas importante para mi.

Entonces, me siento bien y encuentro que eso que me preocupaba ha desaparecido.

 ¿Cómo dejar de pensar?

Tienes problemas para dejar de pensar? Tienes tácticas o métodos para dejar de pensar que quieras compartir? Deja un comentario a continuación y ayudémonos entre todos a poder vivir y sentirnos bien con nosotros mismos.

Dejar un comentario

18 Comentarios el "Dejar de pensar. Cómo dejar de pensar"

Notificarme de
avatar
Ordenar por:   nuevos | viejos | mas votados
wpDiscuz