Dolor de ovarios

Dejar de tener dolor de ovarios
Dolor de ovarios
Valora este artítulo

El dolor de ovarios es conocido como una molestia o dolor provocado por la contracción de los músculos del útero. Este dolor se sitúa en la parte inferior del abdomen y suele aparecer en distintos momentos del ciclo menstrual (antes, durante o después de la menstruación).

Pero, en realidad, el dolor de ovarios no existe porque los ovarios no duelen. Son órganos que no tienen sensibilidad. Lo que sí existe es el dolor abdominal, que nos indica alguna alteración en el aparato reproductor femenino. De todos modos, seguiremos refiriéndonos a esos dolores localizados como “dolor de ovarios” para facilitar la explicación.

Algo importante es reconocer las causas de estos dolores de ovarios

Una causa de este “dolor de ovarios” puede ser una dismenorrea, que es una menstruación muy dolorosa, a modo de cólico, con fuertes dolores abdominales, cefaleas, mareos, etc. De hecho, las mujeres que sufren este tipo de menstruación no pueden llevar a cabo una vida normal. Cuando se tienen menstruaciones dolorosas de manera frecuente, sería conveniente acudir al médico para que se descartara una posible endometriosis.

La endometriosis sería otra posible causa del “dolor de ovarios” y se produce cuando surge tejido del endometrio fuera del útero (vagina, recto, intestinos…). Cuando las menstruaciones son muy dolorosas es probable que detrás se esconda una endometriosis.

Dejar de tener dolor de ovarios

Otra causa del “dolor de ovarios” podría ser el conocido como dolor inter menstrual, que es el que se produce durante la ovulación. Suele ser más leve que el dolor que se produce durante la menstruación y por eso muchas mujeres no notan nada.

Durante el embarazo, sobre todo en el primer mes, también algunas mujeres sufren “dolor de ovarios” debido al cambio que se está produciendo en el útero.

Otras causas menos comunes son la anexitis o enfermedad inflamatoria pélvica, que es la inflamación de la parte interna de los genitales femeninos, normalmente causada por una infección; o la existencia de quistes en los ovarios. Ambas también dolorosas.

Cómo curar el dolor de ovarios

Para mitigar estos dolores tan molestos, hay algunos remedios: alimentación sana (dejar la sal, el azúcar, la cafeína y las grasas animales un par de días antes de la regla), caminar y mantener caliente la zona pélvica.

Como vemos, el conocido dolor de ovarios es una realidad que acompaña a los diferentes cambios que sufre el cuerpo de la mujer. La verdad es que no podemos hacerlos desaparecer pero sí trabajar los métodos para encontrarse cada vez mejor.

Dejar un comentario

Sé el primero en comentar

Notificarme de
avatar
wpDiscuz