Beneficios de la lactancia para el control de la diabetes

 

”Amamantar a tu bebé no solo es lo mejor para su crecimiento. La lactancia es una excelente protectora de diabetes en los niños y también en tí”

La lactancia materna cumple un rol fundamental en la difícil lucha contra la mortalidad infantil durante los primeros dos años de vida. Se dice que para que un país mejore estos índices, toda madre debe amamantar a su bebé hasta los 6 meses de vida en forma exclusiva y después mantener la lactancia por lo menos durante un año más, complementada con otros alimentos.

Lactancia en Mamás diabéticas

Generalmente, a la mamá embarazada que tiene diabetes se le adelanta el parto, ya sea por un control prenatal inadecuado relacionado al tratamiento de su glucemia, o por crecimiento excesivo del bebé, o por un peligroso incremento en la presión arterial. También en general da a luz mediante cesárea. Esto favorece la hipoglucemia posparto del bebé recién nacido, que suele presentar la necesidad de glucosa o leche en polvo para mejorar su glucemia y se retrasa la lactancia.

 Beneficios de la lactancia

La diabetes en la mamá también hace que se retrace la producción de leche, ya que la insulina juega un papel fundamental a la hora de iniciar y mantener la lactancia. Por eso es de suma importancia que médicos y parteras presten atención a esta situación, así podrán estimular la lactancia y el descenso de leche. Varios estudios han demostrado que las mamás con diabetes tienen menos oportunidad de amamantar mientras están en la clínica o el hospital, y que sus bebés reciben más leche de fórmula. Esta diferencia destaca la importancia de ayudar a madres con diabetes para que puedan amamantar.

¿Qué debes saber? 

Hay puntos importantes que debes conocer y charlar con tu médico para que los tenga en cuenta:

  • Cuando un recién nacido es colocado directamente sobre el pecho de su mamá en la primera hora de vida, según estudios realizados, el bebé mamará por término medio 42 días más que si no fué expuesto al contacto de la madre. Por ello es conveniente conversar con tu obstetra del tema y pedirle que te dé la posibilidad.
  • La madre necesita energía y puede que ocurra (sobre todo en mamás con diabetes tipo 1) que sufran hipoglucemias en el posparto por el descenso precipitado en los niveles de glucosa. Se puede prevenir con el ajuste de insulina necesaria que haga su médico diabetólogo.
  • Los bebés nacidos de mamás con diabetes también pueden presentar hipoglucemia al momento de nacer, ya que su organismo compensa los episodios de hipoglucemia maternos durante el embarazo produciendo insulina extra. Pero al nacer, esa insulina extra del bebé ya sin el permanente suministro de glucosa de la madre, genera hipoglucemia en el recién nacido. Por ello es tan importante que controles bien la glucemia durante tu embarazo.
  • En caso de que se te dificulte amamantar a tu bebé, te deben ayudar a extraer leche o a utilizar elementos que ayuden al bebé agarrarse al pecho. Solicita la colaboración a enfermeras neonatólogas.

La lactancia protege al bebé de la obesidad y la diabetes. Por ello, como es difícil conocer con exactitud qué niños desarrollarán diabetes en la adultez, se debe amamantar al bebé de manera exclusiva hasta los 6 meses de vida, especialmente en aquellos hijos de madres con diabetes tipo 1. Amamantar les trae beneficios a todas las madres. En el caso de mamás diabéticas, la lactancia puede contribuir a reducir sus necesidades insulínicas y mejorar el control de la glucemia. En el caso de mamás sin diabetes, podrían ver reducido su riesgo de padecerla con el paso de los años. Respecto a los bebés, en todos los casos se podría reducir el riesgo de sufrir diabetes tipo 1 o 2.

Cuando tu bebé nazca, debes ser persistente para poder amamantar, no solo por la inmensidad de beneficios que les trae a ti y a tu bebé, sino por compartir con tu hijo ese momento de plenitud tan especial que solo tú puedes vivir.

Dejar un comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de