Cómo dejar de quejarse

Cómo dejar de quejarse
Valora este artítulo

Qué maravillosa seria la vida si las personas dejaran de quejarse y se ocupasen de las situaciones desde una visión positiva, llena de buenas vibras. Quejarse es una conducta netamente humana que se adopta cuando existe estrés, ansiedad, descontento y mal manejo de la frustración. Las quejas conllevan a un sinfín de malentendidos. Mejor es dejar de quejarse y formar parte de la solución.

7 estrategias para dejar de quejarse

Las quejas forman parte del discurso de muchas personas. Generalmente, trasmiten de mala manera nuestros deseos y necesidades. Tiene que ver con la búsqueda de alivio ante situaciones complejas que generan dolor, sufrimiento y dolor. Las quejas son la expresión de críticas dirigidas a alguien o algo, de manera funcional (llevan a la solución de problemas) o disfuncional (producen malestar, malas energías y alejan de las soluciones). Es hora de cambiar y dejar de quejarse. A continuación, 7 consejos para lograrlo:

  1. Identifica que tanto te quejas. Dejar de quejarse comienza con identificar que se está haciendo mal. Haz un ejercicio personal y cuenta cuantas veces te atrapas quejándote al día. Al final del día, relaciona el resultado con las tareas realizadas durante todo el día y chequea que tantas soluciones fueron generadas a partir de las quejas. Te darás cuenta de que tan efectivas están siendo dentro de tu vida diaria.
  2. Modera tu tono de voz al hablar. Los gritos y expresiones sarcásticas tiene un trasfondo de negatividad. Habla desde la calma y la positividad. Se puede ser crítico, honesto e incluso expresar disgusto con un todo de voz moderado. Siempre tendrás la razón si te expresas con sosiego y no desde la emocionalidad.
  3. Detecta de que te quejas y empieza a trabajar en pro de soluciones. Los temas sobre los cuales te quejas, pueden darte la respuesta que necesitas para dejar de hacerlo. Si tus problemas se centran en tu hogar, en un carro, en tu trabajo, o cualquier otro tópico; identifícalo y comienza a mover tus energías a solucionar  estos problemas en específico. Muchas quejas tiene origen a partir de la ansiedad y las preocupaciones. Ocuparse es la mejor forma de dejar de quejarse innecesariamente.
  4. Si te quejas, hazlo de manera funcional. En vez de quejarte de forma disfuncional, genera críticas constructivas concisas y precisas.
  5. Incluye en tu vida conversaciones enriquecedoras. Al conversar, llena tus intervenciones de noticias interesantes, recuerdos, libros, cine, comidas, destinos turísticos, compras, entre otros. Al expresarte de manera positiva las quejas desaparecen prácticamente de inmediato.
  6. Mejora tu forma de hablar. Entrénate en oratoria, aprende cual es la mejor forma de expresar tus ideas y ser parte del cambio. Como no siempre todo es maravilloso en la vida, comunicar aspectos negativos de la vida, sin que sea una queja continua.
  7. Cuando te atrapes quejándote, respira y busca la manera de expresarte sin perder tu paz interna.
Publicidad dejar.info

Dejar un comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de