Estrategias para tratar la adicción al sexo

Estrategias para tratar la adicción al sexo
5 (100%) 2 votes

El sexo es una actividad natural del ser humano. La Organización Mundial de la Salud define la salud sexual como un “estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad” y como un conjunto de “experiencias sexuales placenteras y seguras”. Sin embargo, para algunas personas el sexo en un problema, una compulsión de la que no saben cómo escapar y les provoca sufrimiento, necesitando realizar un tratamiento de adicción al sexo. Aunque esta adicción sigue siendo un tabú que se conoce poco y se banaliza demasiado, es un problema muy real que requiere tratamiento en un centro de adicciones. La buena noticia es que el tratamiento existe y es eficaz: es posible superar la adicción al sexo.

El desorden hipersexual, como también se denomina la adicción al sexo, puede tener múltiples causas, entre ellas algunas muy arraigadas en el estilo de vida de la sociedad actual: el consumismo, la cultura de la inmediatez y la necesidad de obtener placer inmediato llevan a muchas personas a caer en una actividad sexual desenfrenada, convirtiéndolas en adictos al sexo.

Detrás de la adicción al sexo, también puede haber razones de carácter psicológico: experiencias traumáticas (por ejemplo, abusos emocionales, físicos y sexuales en la infancia); desórdenes psicológicos previos (como el trastorno bipolar), e, incluso, traumas asociados a experiencias sexuales de gran intensidad que generan una imagen y expectativas poco realistas de la actividad sexual. También se han descrito causas fisiológicas (por ejemplo problemas en las glándulas suprarrenales).

Sea cual sea la causa que en cada paciente desencadena la adicción al sexo, lo cierto es que tampoco ayuda su imagen social distorsionada, en la que conviven de forma contradictoria el tabú y la sobreexposición sexual que cosifica y mercantiliza a las personas como objetos en vez de sujetos sexuales. Desde luego, este no es el mejor escenario para abordar seriamente los problemas derivados de una adicción sexual.

Sin embargo, el problema de ser adicto al sexo es muy real. Lo saben bien los especialistas que trabajan el tratamiento de la adicción al sexo de Madrid. Tratar el deseo incontrolado de sexo, como cualquier otra adicción, requiere de ayuda terapéutica en un centro para tratar adicciones, que ayude a los pacientes a entender por qué ha surgido el problema y cómo pueden modificar su actitud y comportamiento.

ALGUNOS CONSEJOS PARA TRATAR LA ADICCIÓN AL SEXO

  • Reflexiona y sé consciente del problema. Como en cualquier otra conducta adictiva, la persona adicta al sexo, debe empezar por un ejercicio personal de autoanálisis y autoexploración del comportamiento sexual que ha degenerado en un problema grave que le impide desarrollar su vida con normalidad y felicidad. Si percibes que tu vida sexual está ocupando el lugar principal en tu vida diaria, que no eres capaz de controlar tus impulsos, que tomas decisiones apresuradas con el único objetivo de mantener relaciones sexuales cada vez con más frecuencia, sin duda tienes un problema de adicción al sexo.

Ser adicto al sexo implica que la sexualidad (el apetito sexual) ocupa constantemente el pensamiento y lleva a una búsqueda compulsiva de satisfacción del deseo sexual, aunque con frecuencia no se consiga. Es precisamente esta insatisfacción la que degenera en adicción sexual y puede llegar a crear un sinfín de problemas personales, laborales y sociales.

  • Acude a un experto que conozca a la perfección el mundo de los tratamientos de adicción al sexo y los programas de educación sexual. Muchas veces las personas de nuestro entorno más cercano, aunque quieran apoyarnos, no tienen ni los conocimientos ni las herramientas más adecuadas para ayudarnos a solucionar problemas de estas características. La ayuda profesional de un centro para tratar adicciones, es la mejor forma de diagnosticar correctamente el problema y definir el protocolo a seguir. No olvides que la adicción al sexo es un problema de salud mental descrito en sus aspectos generales, pero que cada adicto al sexo debe recibir atención personalizada y el tratamiento que más se adecúe a sus circunstancias individuales.

 

  • Confía en las indicaciones del terapeuta: conseguir una relación de confianza entre el paciente y el especialista es fundamental. La terapia individual, de pareja y de grupo pueden ser fundamentales para solucionar una adicción, como bien sabe el equipo de expertos del centro de tratamiento de adicción al sexo en Madrid, que te ofrecen este tipo de tratamientos.

 

  • La comunicación es la clave. No te quedes callado y hundido en tus problemas de adicción. Deja el miedo y comunica a tu pareja, terapeuta y/o amiga/o de confianza lo que sientes con respecto a tu vida sexual. La comunicación permite la retroalimentación que se necesita para avanzar en el tratamiento de cualquier adicción. Recuerda: recorrer el camino en compañía te ayudará a lograr el objetivo de superar tu adicción al sexo.

 

  • Reorienta tu energía y necesidades. Haz actividad física y busca alguna actividad de ocio que te permita alejarte de los pensamientos sexuales que te convierten en un adicto al sexo. Es difícil pero no imposible. Intenta dirigir tu energía a nuevas experiencias y llénate de tareas que reduzcan los tiempos de ocio innecesarios. Más que llenar la agenda de forma improvisada, te recomendamos que vayas construyendo un proyecto de vida en el que quepan las cosas que te interesan y que seguramente habías olvidado o no habías identificado: esta reflexión te ayudará a encontrar lo que verdaderamente te gusta, aquello a lo que vas a dedicar tu tiempo, tu energía y tu creatividad.

 

Publicidad dejar.info

Dejar un comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de