Dolor de pies

Dolor de Pies

El dolor en el pie o dolor de pies puede surgir a partir de una serie de causas diferentes. El dolor de pies puede desarrollarse como resultado de condiciones que afectan a cualquiera de las estructuras en el pie, incluyendo la piel, los nervios, los músculos, tendones, articulaciones, huesos, ligamentos, vasos sanguíneos y el tejido conectivo. Un trauma o una lesión són las causas más comunes de dolor en el pie. Incluso en las situaciones cotidianas, como el uso excesivo de calzado inadecuado, se puede traducir en un dolor temporal o agudo en los pies.

Dolor de Pies

Dolor de Pies

El dolor de pies puede ser descrito como agudo, sordo o punzante. También puede sentirse como un hormigueo o una sensación de ardor, que es común en enfermedades como la diabetes que pueden dañar los nervios periféricos. El dolor de pies puede ser leve o de severa intensidad y se produce sólo en ciertos momentos del día o al realizar ciertas actividades. Mover el pie o tobillo puede o bien empeorar o aliviar el dolor. Con el dolor grave relacionado con lesiones traumáticas, puede llegar a ser imposible mover el pie afectado en absoluto.

En algunos casos, el dolor de pie se puede localizar. Sin embargo, incluso cuando el dolor se limita a un pie (unilateral), esto puede ocurrir sólo en la parte superior del pie, la parte inferior del pie, el talón, el tobillo, o los dedos de los pies. La fascitis plantar es un ejemplo de un problema en la cual el dolor se siente principalmente en la parte inferior del talón.

Cómo curar el dolor de pies

El dolor de pies puede ser reciente en origen (agudo) y durar sólo durante un periodo de tiempo o desarrollarse con el tiempo (crónico). En algunas situaciones, el dolor de pies puede ocurrir como resultado de condiciones médicas crónicas que pueda tener, que afectan a todo el cuerpo, como la artritis, alguna enfermedad vascular o diabetes.

Aunque las complicaciones que amenazan la vida a partir de un dolor en el pie son raros, busque atención médica inmediata para las lesiones que involucran sangrado profuso o daño tisular. En casos raros, las infecciones de los huesos (osteomielitis) o de la piel y tejidos blandos (celulitis) de los pies pueden extenderse por todo el cuerpo, resultando en shock e insuficiencia de órganos. Otra causa rara pero que puede poner en peligro la vida de uno mismo, provocado por un dolor en el pie es el cáncer de los huesos o tejidos blandos del pie.

Si su lesión o afección en el pie es persistente o recurrente, busque atención médica inmediata.

1
Dejar un comentario

avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Mark TensiumRecent comment authors
  Subscribe  
nuevos viejos mas votados
Notificarme de