Cómo dejar de sudar – Hiperhidrosis

Cómo dejar de sudar – Hiperhidrosis
2 (40%) 1 vote

No estás solo. Hay muchísima gente con problemas de hiperhidrosis que se pregunta cómo dejar de sudar definitivamente y aquí queremos arrojarte algo de luz a este problema y posibles soluciones para que dejes de sudar de una vez por todas.

Qué es la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis es una excesiva producción de sudor del cuerpo humano. Es una patología producida por un fallo en el sistema nervioso simpático, provocando que el organismo produzca más sudor del necesario para controlar la temperatura corporal.

Este exceso de sudoración afecta notablemente a la calidad de vida de las personas que la sufren, actualmente un 3% de la población mundial es afectada por la sudoración excesiva. Suele manifestarse en la infancia o pubertad, prolongándose durante toda la vida.

Se puede decir que la hiperhidrosis es una enfermedad hereditaria, ya que el 40% de los afectados tiene otro miembro de la familia con el mismo trastorno.

Según las zonas afectadas por exceso de sudor se distinguen diferentes tipos de hiperhidrosis: sudoración palmar, sudoración plantar, sudoración axilar, sudoración facial y sudoración compensatoria, esta última producida por la operación de simpatectomía.

Clasificación de la hiperhidrosis

Existen dos tipos de hiperhidrosis, la primaria y la secundaria.

La hiperhidrosis primaria es la más común, y se desconoce su causa. Se dan los primeros síntomas en la infancia, empeorando durante la pubertad y durando toda la vida, localizándose en axilas, manos, cara y/o pies.

En la hiperhidrosis secundaria el exceso de sudor es causado por otra condición médica y generalmente se genera en todo el cuerpo.

Las condiciones médicas que pueden causar sudoración excesiva son: el hipertiroidismo, la menopausia, obesidad, trastornos psíquicos y la diabetes. Incluso algunos medicamentos pueden ser los causantes de la hiperhidrosis secundaria.

Causas de sudar

Las causas científicas de la hiperhidrosis no se conocen hoy en día. Al principio se pensaba que la sudoración excesiva venía producida por el estrés, nerviosismo o ansiedad; es cierto que estos estados ayudan a intensificar la sudoración, aunque no es una causa demostrada, incluso se puede decir que la propia patología es la causante de todos los estados anímicos comentados.

Hay estudios que confirman que la hiperhidrosis puede aparecer de forma hereditaria, siendo aún mayor el abanico de posibilidades de las causas que provocan exceso de sudor.

La sudoración puede ser continua o aparecer de repente. No es producida por el ejercicio o temperatura ambiental, aunque sí que agravan la hiperhidrosis, así como el estrés y la ingesta de ciertos alimentos como la cafeína, el picante el chocolate o incluso el tabaco.

Calidad de vida de los que sufren hiperhidrosis

La hiperhidrosis tiene un impacto muy importante sobre la calidad de vida de las personas que la padecen. Se puede vivir con ella, pero suele causar estrés emocional, dificultando la vida laboral y social haciendo haciendo de esto un círculo vicioso del que es muy difícil salir.

La vergüenza o la necesidad de no querer estar empapado de sudor y saber cómo dejar de sudar, provocan este estrés generando a su vez más sudoración y por lo tanto más estrés.

En casos severos de sudor excesivo puede provocar que incluso se rehuya a la interacción social, evitando situaciones donde se tenga que entrar en contacto con otras personas, tales como estrechar la mano, ir a comprar, comidas familiares o de empresa…

Por supuesto la vida laboral también se ve afectada, sobretodo para aquellos que trabajan de cara al público. Una sudoración palmar o facial puede ser un problema a la hora de trabajar en un restaurante o en cualquier puesto donde se deba manipular alimentos.

Puede ser incluso peligroso dependiendo del trabajo, ya que una sudoración palmar severa puede provocar resbalones indeseados.

Por suerte hoy en día existen varios tratamientos para la hiperhidrosis que ayudan a mitigar y sobrellevar mejor esta patología que causa grandes estragos al 3% de la población mundial.

Métodos sobre cómo dejar de sudar

Existen distintos tratamientos para curar la hiperhidrosis y dejar de sudar.

La gente que manifiestan esta enfermedad busca encontrar una solución parcial o definitiva a los problemas de vida que ocasiona al afectado y busca saber cómo dejar de sudar. Hoy en día encontramos algunas posibilidades para combatir la sudoración excesiva en algunas zonas de nuestro cuerpo.

En esta sección encontraremos varias formas de tratar esta enfermedad, algunas de ellas más agresivas para el cuerpo que otras pero todas ellas válidas y testadas.

Hablaremos de las que son inocuas para nuestro cuerpo y organismo, como las camisetas para el sudor excesivo; las cuales evitan esas manchas de sudor (principal problema psicológico de los afectados) , antitranspirantes que nos ayudarán en algunas partes de nuestro cuerpo a controlar el sudor, la iontoforesis, el bótox y la operación para evitar la hiperhidrosis facial y palmar.

Dejar de sudar con bótox

Es una de las opciones terapéuticas más adecuadas para el control de la hiperhidrosis axilar. Consiste en inyectar a nivel subcutáneo entre 50 y 100 UI de toxina por axila. Los resultados son espectaculares y aparecen en las primeras 72 horas. Es un tratamiento seguro, indoloro y sin complicaciones que debe repetirse cada 6-24 meses, según el paciente.

Simpatecomía para dejar de sudar

La indicación de tratamiento quirúrgico de la hiperhidrosis es para los casos moderados y graves, los cuales suelen afectar a las esferas psicológica, profesional y social del paciente.

Consiste en seccionar (simpatectomía) el nervio responsable de estimular las glándulas del sudor, este nervio es el nervio de la cadena simpática y se encuentra en la cavidad torácica.

Esta cirugía puede realizarse por videotoracoscopia a través de dos pequeñas incisiones de aproximadamente 1cm a nivel de la axila, para localizar el nervio simpático y seccionarlo a los niveles convenientes dependiendo de la localización de la hiperhidrosis, evitando la sección a nivel de T2 que conllevaría una mayor hiperhidrosis compensatoria.

Postoperatorio

Debido a que se realiza la cirugía por técnica mínimamente invasiva la recuperación del paciente es extremadamente rápida y poco dolorosa. En 24 horas el paciente es dado de alta con analgésicos orales, que se retirarán dependiendo del caso, a los 15 días. La mayoría de los pacientes pueden regresar al trabajo en 3-4 días

Éxito de la cirugia

La cirugía tiene éxito en más del 95% de los pacientes con hiperhidrosis palmar, axilar o facial. Y alrededor del 70% de los pacientes con sudoración a nivel de la planta de los pies también mejoran.

Riesgos y Complicaciones

Como cualquier procedimiento quirúrgico la simpatectomía videotoracoscópica no está exenta de riesgos, aunque su incidencia es muy baja, menor al 1%. Desde el desarrollo de la técnica por primera vez por Kux en 1954, la descripción de complicaciones de riesgo vital en la literatura médica son anecdóticas.

  • Hemorragias: Ocurren en menos del 1% de los pacientes al igual que el neumotórax (entrada de aire en la cavidad pleural). Ambas complicaciones se resuelven con 1 o 2 días más de ingreso manteniendo el drenaje pleural.
  • Otra complicación rara es el Síndrome de Horner, en menos del 0,5%, que consiste en la caída del parpado y disminución del tamaño de la pupila sin problemas visuales, y que acostumbra a ser una complicación transitoria.
  • La complicación más común de la simpatectomía bilateral por videotoracoscopia es la Hiperhidrosis compensatoria, que consiste en el incremento, en algún grado, de la sudoración en las siguientes semanas o meses ala cirugía. Se da alrededor del 50% de los pacientes sometidos a la simpatectomía, y habitualmente aparece con el calor o ejercicio físico en tórax, abdomen y muslos. En general es bien tolerada y disminuye en los siguientes meses. Existen 3 grados de hiperhidrosis compensatoria:
  1. leve (ropa interior seca a pesar de la sudoración).
  2. moderada (ropa interior a veces empapada pero con sudoración tolerable.
  3. grave (ropa interior empapada, requiriendo varios cambios de ropa al día). La hiperhidrosis compensatoria grave representa menos del 5% de todas las sudoraciones compensatorias. Además esta complicación disminuye evitando la sección de la cadena simpática a nivel de T2.

 Cómo dejar de sudar con iontoforesis

Este procedimiento utiliza electricidad para cerrar temporalmente la glándula sudorípara. Su indicación principal es la hiperhidrosis palmo-plantar.

Las manos y los pies se sumergen en un medio acuoso al cual se aplica una corriente eléctrica suave. La electricidad se incrementa gradualmente hasta que el paciente siente una ligera sensación de hormigueo.

La terapia dura aproximadamente de 15 a 20 minutos y requiere varias sesiones, motivo por el que el paciente suele desestimar esta opción a largo plazo.

En algunos casos puede producir ampollas y agrietamiento de la piel.

Publicidad dejar.info

Dejar un comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de
trackback

[…] La hiperhidrosis consiste en la excesiva producción de sudor del cuerpo humano. Es una patología producida por un fallo en el sistema nervioso simpático, provocando que el organismo produzca más sudor del necesario para controlar la temperatura corporal. Un molesto exceso de sudoración que afecta notablemente a la calidad de vida de las personas que lo padecen y quieren dejar de sudar. […]