Dolor de Cadera

Dolor de Cadera

El dolor de cadera se caracteriza por cualquier molestia producida alrededor de la zona que la rodea: desde la propia cadera hasta la ingle, el muslo o la rodilla. Sus principales causas estriban en problemas en los huesos o el cartílago. Otra de las razones más usuales son las propias fracturas de cadera, sobre todo comunes en personas de edad avanzada con motivo de caídas y a que los huesos se muestran más frágiles. La infección en las articulaciones puede originar también dolor de cadera, así como la artritis, la osteonecrosis o la ruptura del rodete glenoideo.

Que es el dolor de cadera y que lo produce

Asimismo, el dolor de cadera también se puede deber a la bursitis, cuyas molestias se suelen presentar al subir escaleras o al levantarse de una silla, a los músculos isquiotibiales, al síndrome del tracto iliotibial, a la distensión muscular del flexor o a un pinzamiento. El dolor de cadera puede proceder igualmente de una distensión muscular de la ingle o por el denominado síndrome de cadera en resorte. Mas, a veces, puede deberse a un simple problema de espalda, aunque el dolor se manifiesta en la cadera propiamente dicha. Ante el dolor de cadera, se debe acudir al médico para precisar las causas concretas del mismo.

Dolor de Cadera

Dolor de Cadera

Si ya se padece de dolor de cadera, se debe evitar realizar actividades que lo empeoren, como cargar peso o realizar ejercicio físico intenso. El ibuprofeno o el paracetamol sirven para los casos leves de dolor de cadera. Asimismo, resulta conveniente dormir sobre el lado opuesto a donde se tiene la molestia y colocar una almohada entre las piernas. Si el paciente sufre de sobrepeso, es necesario que se someta a dieta, siempre bajo supervisión médica, con el fin de aliviar o aligerar las molestias. También se aconseja evitar estar de pie durante períodos largos. Para realizar paradas, se han de elegir los suelos suaves. El zapato cómodo es otra muy buena opción.

Que evitar si se tienen dolores de cadera o artitis

En caso de practicar ejercicio, se recomienda evitar el running y optar por la bicicleta. Cuando el dolor de cadera sea persistente o se haya causado por una caída u otro tipo de lesión, se debe solicitar ayuda médica. En caso de inmovilidad, deformidad, hematoma o sangrado, se debe acudir inmediatamente al servicio de urgencias más cercano. También se debe contactar con un profesional médico si el dolor de cadera persiste tras una semana de tratamiento y si se presenta fiebre o erupción cutánea.

Artitis reumatoide, sintomas y tratamiento de cadera. Bursitis de cadera y luxación, atroscopia desgaste y reemplazo.

Dejar un comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de